Overtime Legislation Bill Will Cut Farm Worker Jobs & Income

On the surface, it may seem reasonable to believe the same overtime rules should apply to all hourly workers regardless of profession or type of job. But as you dig a little deeper, it becomes crystal clear that the real world cannot be reduced to such a simple policy.  After all, different work requires different approaches. For decades this has been the case not only for the trucking, entertainment and healthcare industries, but especially for agriculture as well.
The current law has worked well for employers, employees and consumers. But now, in the name of “protecting” workers, a labor campaign is pushing a proposal to dismantle the state’s well-constructed overtime policy for farm workers.  Supporters of Assembly Bill 2757 portray themselves as advocates for the farm worker community.  But their bill would in fact hurt farm workers by cutting their hours from 60 hours per week to 40 hours per week.
Agriculture has long had the benefit of a 60-hour work week for a couple of very simple reasons.  Most importantly, this allowance was made to recognize the seasonal nature of the industry.  There are very good reasons you do not see local asparagus in December or cherries in August from our region – because those harvest periods only last a few months each year.  State legislatures across the nation recognize this seasonality and also the perishability of so many commodities. These established standards also appreciate that harvest time requires more than a 40-hour workweek – a reality that translates into more hours and incomes for workers. To limit those hours is to deny workers opportunities to earn more.
Another key issue relates to competition.  Farmers in our region do not only compete with local growers but growers in other states and countries.  California agriculture not only feeds the world, but routinely is responsible for helping keep the state economy afloat during recessions, especially in San Joaquin County where agriculture is the pillar of our local economy.
Most importantly, the 60-hour workweek is best for the workers.  With this current approach, our workers can maintain their income levels to offset the times of the year where there are no jobs available in food production.  What these workers can save up during the summer months makes up for the times when our region’s fields and processing facilities sit silent on foggy and rainy days.
AB 2757 also ignores the fact that in a few years the state’s minimum wage is now going to be $15 per hour.  Let’s do a little simple math for what that means to the farm workers of our state should AB 2757 pass.  Right now, $15 per hour at 60 hours a week means our farms’ hard working people will earn $900 per week.  Given the requirement to pay overtime, farmers will avoid higher labor costs by shortening the work week. To avoid this exorbitant spike in labor costs, farmers will be incentivized to shut down their work crews at 40 hours per week.  That’s $600 per week or a 33% reduction in pay.
How does cutting farm worker income by one third help those workers?
For the people claiming to be “advocates” for the farm workers we are not sure how they justify cutting their pay by 33%.  The one thing we know about the people who work so hard in the fields, losing the opportunity at another $300 per week cannot be good for them.
Minimum wage increases and AB 2757 will mean a “double whammy” for farmers, who will by necessity be forced to make drastic changes because of these two laws.  Some will look to mechanize.  Others will change what they grow to crops that are less labor intensive.  Finally, and this is the worst case scenario under the increased labor costs, some farmers will simply stop farming resulting in the loss of many small businesses and thousands of jobs for California workers.
This campaign by so-called advocates for farm workers will mean a California with fewer jobs, less pay and a drop in fresh, local produce. So, if you see any of your elected representatives in the coming days, urge them to vote no on AB 2757.  It’s a bad bill for agriculture in our region, but it’s most damaging to California’s farm workers.
Bruce Blodgett is Executive Director of the San Joaquin Farm Bureau Federation

La Legislación tocante Horas Extras Cortará el Empleo e Ingresos de los Campesinos

Por Bruce Blodgett
En la superficie, puede parecer razonable creer que las mismas reglas de tiempo extra deben aplicarse a todos los trabajadores por hora, independientemente de su profesión o tipo de trabajo. Pero al ver un poco más profundo, se hace claro que el mundo real no puede reducirse a una política tan simple. Después de todo, trabajos diferentes requieren enfoques diferentes. Durante décadas, este ha sido el caso, no sólo para las industrias de transporte en carretera, entretenimiento y salud, pero sobre todo para la agricultura también.
La ley actual ha funcionado bien para los empleadores, los trabajadores y los consumidores. Pero ahora, en el nombre de “proteger” a los trabajadores, una campaña de trabajo está impulsando una propuesta para desmantelar la política de las horas extras que han sido bien construidas por el estado para los trabajadores agrícolas. Los partidarios del proyecto de ley AB 2757 se presentan como defensores de la comunidad de trabajadores agrícolas. Sin embargo, su proyecto de ley, le haría daño a los trabajadores agrícolas mediante la reducción de su jornada de 60 horas semanales a 40 horas por semana.
La agricultura ha tenido durante mucho tiempo el beneficio de una semana de trabajo de 60 horas por un par de razones muy simples. Lo más importante, se hizo esta asignación de reconocer el carácter estacional de la industria. Hay muy buenas razones por las que no se ven espárragos locales en diciembre o cerezas en agosto de nuestra región – porque esos períodos de cosecha sólo duran unos pocos meses al año. Las legislaturas estatales en todo el país reconocen esta estacionalidad y también el carácter perecedero de muchos productos básicos. Estas normas establecidas también aprecian que el tiempo de cosecha requiere más de una semana laboral de 40 horas – una realidad que se traduce en más horas e ingresos para los trabajadores. Para limitar esas horas es negar a los trabajadores oportunidades de ganar más.
Otra cuestión clave se refiere a la competencia. Los agricultores de nuestra región no sólo compiten con los productores locales, sino también los productores de otros estados y países. La agricultura de California no sólo alimenta al mundo, pero habitualmente es responsable de ayudar a mantener a flote la economía del estado durante las recesiones, especialmente en el Condado de San Joaquín, donde la agricultura es el pilar de nuestra economía local.
Lo más importante, la semana laboral de 60 horas es el mejor para los trabajadores. Con este enfoque actual, nuestros trabajadores pueden mantener sus niveles de ingresos para compensar los momentos del año en que no hay trabajos disponibles en la producción de alimentos. Lo que estos trabajadores pueden ahorrar durante los meses de verano compensa los momentos en los campos de nuestra región e instalaciones de procesamiento cuando están en silencio durante los días de niebla y lluvia.
AB 2757 también pasa por alto el hecho de que en pocos años el salario mínimo del estado ahora va a ser $15 por hora. Vamos a hacer un poco de matemáticas simples para lo que significa para los trabajadores agrícolas de nuestro estado si pasa AB 2757. En este momento, $15 por hora a 60 horas a la semana significa que las personas que trabajan duro en nuestras granjas ganarán $900 por semana. Dada la exigencia del pago de las horas extras, los agricultores evitan los mayores costos laborales por el acortamiento de la semana laboral. Para evitar este aumento exorbitante de los costes laborales, los agricultores serán incentivados para apagar sus equipos de trabajo a las 40 horas semanales. Eso es $600 por semana o una reducción del 33% en la remuneración.
¿Cómo les ayuda el cortar el ingreso de trabajadores agrícolas por un tercio?
Para las personas que dicen ser los “defensores” de los trabajadores agrícolas no estamos seguros de cómo justifican cortar su salario por un 33%. Lo único que sabemos acerca de las personas que trabajan tan duro en el campo, perdiendo la oportunidad en otros $300 por semana no puede ser bueno para ellos.
Los aumentos del salario mínimo y AB 2757 significará un “doble golpe” para los agricultores, quienes por necesidad se verán obligados a hacer cambios drásticos debido a estas dos leyes. Algunos parecerán a mecanizar los labores. Otros van a cambiar lo que hacen y crecerán los cultivos que requieren menos mano de obra. Por último, y este es el peor de los casos bajo el aumento de los costos de mano de obra, algunos agricultores simplemente dejarán de cultivar, lo que resultará en la pérdida de muchas pequeñas empresas y miles de puestos de trabajo para los trabajadores de California.
Esta campaña por los llamados defensores de los trabajadores agrícolas significará un estado de California con menos empleos, menos salario y una caída en los productos frescos. Por lo tanto, si usted ve a cualquiera de sus representantes elegidos en los próximos días, dígales que voten no en AB 2757. Es un mal proyecto de ley para la agricultura en nuestra región, pero es más perjudicial para los trabajadores agrícolas de California.
Bruce Blodgett es Director Ejecutivo de la Oficina de la Federación Agrícola de San Joaquín

One thought on “Overtime Legislation Bill Will Cut Farm Worker Jobs & Income

  • May 14, 2016 at 2:42 am
    Permalink

    This article just isn’t true. I drive a big truck and I haul agriculture. The farmers be it for Cherries, Watermelons on what-ever it is, had to be picked and brought to market. If it takes 60 hours per person to get the job done, the farmer will have no choice. They will pay. They can’t get enough people as it is.

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *